Noticias

Alberto Miño: “Las cosas pasan por algo y por eso estoy donde estoy”

El ecuatoriano, actual tetracampeón sudamericano de tenis de mesa, pasando su cuarentena en Alemania, nos cuenta su actualidad en un vivo de Instagram.

“No sabía si quedarme en Alemania o irme a Ecuador. Tuve que decidir y acá había miles de infectados y en mi país sólo dos. Pero al jugar la Bundesliga tengo seguridad social entonces después de dudar decidí quedarme. Acá hay 150.000 infectados pero 80.000 recuperados y fallecidos muy pocos.”

“Mi departamento es muy pequeño, 25 m2, no entra una mesa, mucho menos un robot, pero por lo menos puedo salir todos los días a correr un rato. Acá la medida de poder salir fue muy buena por como es la gente, además Alemania es el país que más está investigando el COVID-19. Tienen datos estadísticos muy grandes.” 

“Estamos viendo cómo terminar la Bundesliga, queda una sola fecha y después los play offs, están viendo que se pueda jugar sin público. Pueden jugar en dos semanas, son sólo 4 equipos de 5 jugadores cada uno aproximadamente. La Bundesliga es más fácil que la ITTF porque hay viajes y tendría que ser parejo para todos. En cambio en Alemania hay vuelos normalmente, no cerró las fronteras ni sus aeropuertos.”

Miño y Paul Drinkhall medalla de bronce en el mundial

Sobre su plano personal, Alberto Tito Miño nos cuenta lo siguiente:

“No me imaginé en mi carrera poder vivir en Alemania. Llevo once años ya y pienso que me voy a quedar acá. Faltan cosas en Ecuador y acá estoy contento con lo que he hecho. Hace algunos años no era tan sencillo venir a Europa, conseguir clubes, viajar, había pocos torneos.”

“Eso sí, en mis ratos libres prefiero estar en mi país, mi familia, mi comida, mi clima. Pero en un futuro hay otras cosas para tener en cuenta: familia, hijos, estabilidad.”

“Mi mejor ranking fue 72° y ahora estoy 76°. Empecé a los 8 años y llevo 20 jugando. Mi familia siempre me motivó sobre todo cuando era pequeño. Ellos me inculcaron esa responsabilidad sobre todo cuando era adolescente. Comencé mi carrera internacional a los 15 años. Clasifiqué al mundial de cadetes como último jugador, pero a partir de ahí empecé a ganar. A los 19 años cuando gané un torneo en Ecuador, mi entrenador me consiguió un club en Francia. Y la motivación de estar con todas esas bestias te motiva hasta para entrenar.”

“En 2014 ya quería ganar el sudamericano pero perdí la final con Diego Rodríguez de Perú, pero después gané en 2015, 2016, 2017 y 2019. Todos los torneos que juego voy a querer ganarlos, asi que en donde sea, iré por el pentasudamericano.”

En una faceta personal nos dijo:

“Cuando no juego escucho música todo el día, y mis cábalas son algo distintas que el resto de los jugadores: cuando juego tengo una rutina antes de iniciar el partido, me digo siempre las mismas cosas en la mesa. Mis cábalas son acciones, no cosas como remeras, etc.”

“Quisiera subir más en el ranking y llegar a estar entre los 50 y jugar juegos olímpicos, un reto que me queda plantearme. La motivación baja un poco debido a la suspensión de todas las actividades, pero volveremos.”

“Si tuviera la máquina del tiempo no iría a ningún lado. Las cosas pasan por algo y por eso estoy donde estoy, y me siento muy contento en este momento de mi vida.”

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *